Original Dance




No es necesario saber bailar. Practicamos el movimiento para comprender, liberar tensiones, vaciar la taza del vivir, sumergiéndonos en el ahora. Traerás nudos y te llevarás paz.

Temas:

La relación con uno mismo. Las dos mentes.

Autoestima y auto imagen.

5 pasos que cambian tu visión.

Auto referencia y prosperidad.

Relaciones.

Deseos y esencia.

Enfermedad, mente y duelos.

Sueños y sus mensajes.

Asuntos inconclusos.

La Presencia.

Coordina: Margarita Llamazares. Psicoterapeuta. Investiga la conciencia corporal desde hace más de 25 años a través de distintas escuelas. Danza contemporánea, Jazz,Flamenco, India, Arabe. Aikido, Tai chi, Movimiento regenerador, Chamanismo, Constelaciones teatrales, Cinco Ritmos... entre otras. “El movimiento regenera, revela la fuerza del ahora, abre posibilidades infinitas, es en sí una disciplina espiritual. Todos llevamos dentro un botiquín bioquímico, que se activa “al agitarlo”. Cuando bailamos recuperamos la sabiduría del cuerpo,y nos volvemos alegres y libres”.

Dirigido a personas involucradas en el crecimiento personal, terapeutas que buscan nuevas herramientas, y todo aquel interesado@ en una práctica cotidiana que facilite la conexión con su ser.

"La curación es un baile. hace que salgamos de nuestros papeles habituales y tradicionales e improvisemos un camino bailando. El camino del baile nos lleva desde la inercia de andar sonámbulos, al éxtasis de vivir el espíritu del momento". Gabrielle Roth.








Desde siempre la humanidad ha bailado para liberar emociones y entrar en contacto con ese río interior que no tiene cauces. El ser resplandeciendo, cuando los barrotes de esa cárcel imaginaria donde nos encerramos, caen.

En esto consiste este trabajo inspirado en la danza contemporánea, el chamanismo, el teatro y Gestalt. Bailamos para comprender, liberar tensiones, vaciar la mente, recibir intuiciones, descubrir por dónde. ¿Dónde está la libertad?. A eones de tiempo, o a unos pasos de ti, del movimiento regenerador. Del contacto con tu esencia. Y desde ahí arder. Dinamitar las emociones. Dejar que se esfume lo preconcebido. Cantar con los huesos. Volverte impredecible. Descubrir que las ideas son líquidas. Descalzarte en el hogar que nunca abandonaste. Y la ligereza del no hay nada que perder. Ser asombro. Pasión. Ser. La sed es el agua, sumergirse interiormente a través de la exploración y el ritmo es la posibilidad de encontrar el pozo. Y la quietud. El vuelo. Lo extático y su paz. Cada taller trabaja objetivos concretos. Metas, necesidades profundas. Asuntos sin cerrar. Creencias limitantes. Lo que te dijeron que era vivir. Cómo salir de la inercia. Elaborar la tristeza de una perdida. La voz del silencio trae la plenitud del ahora. Ahí en el movimiento, la decepción se convierte en maestro, en la flecha que señala lo efímero, de eso que dimos por sentado. Y aún así la vida sigue fluyendo poderosa como un río sin principio ni fin.

Los siguientes enlaces son referencias del movimiento, la música y la exploración: