Biomagnetismo




El par biomagnético creado por el Dr. Goetz detecta las zonas del cuerpo humano, que se encuentran en estado disfuncional y han sido invadidas por elementos patógenos. Esta irregularidad puede ser modificada por medio de imanes de polaridad positiva y negativa que devuelven el ritmo biomagnético y bioquímico sano.

A través del reconocimiento y corrección de puntos de energía alterados en el organismo, que acidifican el sistema y promueven la proliferación de virus, bacterias y hongos, se restablece el equilibrio magnético, en pocos minutos y al corregirse la información iónica desaparece el problema. Para detectarlo se utilizan la kinesiología y el rastreo de los pares biomagnéticos en desequilibrio.
Esta práctica es compatible con cualquier otro método alopático o alternativo, Flores de Bach, Reiki, Naturopatía.

La recuperación de la polaridad adecuada trae a todo el sistema una sensación de relajación y bienestar dándole la posibilidad de autosanación.

La recuperación de la polaridad adecuada trae a todo el sistema una sensación de relajación y bienestar dándole la posibidad de autosanación.